Cómo Mantener Fresca Tu Casa Este Verano

Cómo Mantener Fresca Tu Casa Este Verano

Cómo Mantener Fresca Tu Casa Este Verano

¿Sabes cómo mantener fresca tu casa este verano? Cuando tenemos nuestra casa en venta y llega esta época del año tan calurosa es muy importante que la mantengamos fresquita para que los posibles compradores no se agobien en la visita, se vayan con una buena sensación de la vivienda y sea un punto a favor de ella y no en contra. Es una parte más del Home Staging, mantener la temperatura del hogar idónea.

Tanto si tienes tu casa en venta como si no estoy segura que te interesarán estos consejos.

1. Bajar persianas

Es importante durante el día, sobretodo en las horas en las que el sol es más fuerte, mantener las persianas bajadas. Esto creará un espacio de sombra y mantendrá el espacio más fresco. Si pasas la mayor parte del día fuera, puedas bajarlas completamente. Si no, lo que puedes hacer es bajarlas casi hasta que toquen el «poyete» de la ventana y entre un poco de luz.

Si estás pensando en cambiarlas, te recomiendo escogerlas en color blanco. Éste color ayuda a mantener los rayos del sol en el exterior y no absorbe el calor cuando las tengas bajadas. Aunque las negras o grises son más modernas y dan un toque más actual, las blancas son más funcionales.

2. Ventanas cerradas

A menudo cometemos el error de abrir las ventanas durante el día, esto lo que provoca es que entre el aire caliente de la calle y suba la temperatura unos grados más en el interior de la vivienda respecto a la temperatura de la calle. Es mejor cerrar las ventanas (durante el día) y a ser posible que estén bien aisladas sino puede entrar igualmente algo de calor en verano así como frío en invierno.

Aislarlas es fácil y económico. Sellar bien los cristales con silicona neutra (es especial para cristal) y unos burletes nos ayudará bastante.

3. Toldos echados

Si tienes la suerte de tener un toldo, te recomiendo echarlo durante las horas de sol fuerte, ya no solo para crear sombra sino porque, además, evitará que se recalienten las persianas y ventanas y tu casa parezca una sauna.

4. Telas suaves

En esta época del año, es recomendable cambiar los tejidos del hogar.

Las cortinas en telas traslúcidas (o poco densas) y con colores claros evitarán absorber el calor.

La ropa de cama puedes cambiarla por tejidos de seda o satén, dan sensación de fresco al tacto.

Cojines y otros elementos puedes ponerlos de algodón o lino que también son telas que transpiran muy bien.

Pero sobretodo, evita el cuero, la pana o la lana.

5. Crear corriente

Por la noche es más que aconsejable abrir las ventanas y subir las persianas, renovarás el aire de la casa y dejarás entrar aire fresco que ayudará a bajar la temperatura. A ser posible. deja todas las ventanas abiertas para crear corriente y la sensación mejorará notablemente.

Si después dejas abiertas todas las puertas harás que circule el aire fresco por todas las estancias y se refresquen.

6. Evita encender la luz

Las bombillas generan calor, así que intenta no encender las luces (en la medida de lo posible). Como diría un buen amigo mío, «lo justo y necesario«.

Otra opción es cambiar tus bombillas tradicionales por bombillas de led que, además de ahorrar significativamente, no generan calor y duran mucho más tiempo respecto cualquier otro tipo de focos.

7. Apagar aparatos electrónicos

No es un secreto que los aparatos eléctricos generan calor, lo que posiblemente no sepas es que aún estando apagados siguen haciéndolo. Por eso es mejor que los desenchufes cuando no te hagan falta. Todo suma.

Algunos de ellos puedes usarlos por la tarde-noche, cuando refresca y no hace tanto calor. Por ejemplo el secador, la lavadora, la secadora, el lavavajillas… Además si tienes contratada una tarifa de luz del tipo «horaria» ahorrarás en tu factura.

8. Prohibido el horno

Seguramente, en esta época del año lo que menos te apetece es cocinar con el horno, pero si se da el caso que tienes antojo de comidas que necesitan de este electrodoméstico, aprovecha los días de lluvia que son más frescos para cocinar con él. Puedes hacer varios platos y luego congelarlos, así el día que te vuelva a apetecer solo tendrás que descongelar el plato en el microondas y listo.

9. Ventilador, puntualmente

El ventilador en sí no enfría el ambiente pero situado estratégicamente puede expulsar el aire caliente hacia fuera o la brisa nocturna hacia dentro y además eliminan la humedad.

Si tienes uno de techo basta con instalarlo de forma que gire hacia la izquierda, de este modo moverá el aire caliente hacia el techo y el aire más frío se quedará abajo.

10. Plantas de hoja verde

Las plantas de hojas grandes y verdes refrescan el ambiente porque absorben la humedad y la sensación de bochorno es menor. Ya sabes, este verano a comprar Costilla de Adán, Sanseviera, Pachira, Filodendro, Amoena, Mafafa… Además de tener una casa alegre la temperatura será más agradable.

Pachira

imgsoup.com

11. Refrescar la terraza

Si tienes la gran suerte de tener una terraza, porche o jardín hay un remedio infalible que ayuda a bajar la temperatura: mojar el suelo, basta con un pequeño «manguerazo» para refrescar la zona. También hay ventiladores con agua pulverizada, nebulizadores de agua que permiten un enfriamiento de la temperatura ambiente.

12. Controla el aire acondicionado 

En caso de tener aire acondicionado, mi consejo es que intentes mantenerlo a 24-26ºC. De lo contrario, la máquina tendrá que trabajar más y, además de consumir mucha electricidad, la máquina generará más calor. Es importante también que mantengas los filtros limpios u ocurrirá lo mismo.

Ahora ya sabes más sobre cómo mantener fresca tu casa este verano. ¿Se te ocurre alguna idea más que podamos hacer? Adelante, queremos conocerla.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú